sábado, 31 de diciembre de 2011

Efectos perceptibles de la crisis volcánica


La presencia incierta de un posible nuevo volcán en la isla (¿el mil uno?) se hace perceptible de diferentes maneras: 

Aviones sin turistas


Carreteras cortadas 



Pequeñas caidas de piedras en las carreteras


Desprendimientos en carreteras ya cerradas (Cerca del túnel del Parador, en El Roque de la Bonanza)

Alarma en el Túnel de los Roquillos



Playas sin bañistas 


Calles vacías 

Fe en la lotería de El Niño




Pueblos fantasma


Estaciones de medición de gases 



Puertos sin barcos 


Equipamientos hoteleros vacíos


Parajes solitarios




Y una gran mancha en el Mar de las Calmas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada